El calor de la solidaridad

Patricia tiene 24 años, es mamá soltera de dos niños y hace dos semanas su casa ardió en un incendio doméstico. Estuvimos con ella, nos contó lo que pasó, la gran ayuda que recibió de vecinos y organizaciones, y cómo sigue adelante después de haber perdido su hogar.


Eran las dos y media de la madrugada, Patricia (“Laly”, como le dicen sus amigos) estaba estudiando para el ingreso en enfermería con una vela encendida, porque ese día se había quedado sin luz. El sueño la venció y cuando despertó, el fuego ya se había esparcido por todos lados. Pocos segundos bastaron para que su casa ardiera. Se encontraba con Delfina y Mateo, sus hijos de 5  y 1 año. Así nos lo relató ella misma: “Era de noche y se me cortó la luz. Prendí una vela porque tenía que estudiar y la puse en el respaldar de la cama de mi hija. Cuando me desperté tenía todo el fuego atrás, y lo primero que hice fue salir con mis hijos. Lo único que pensé es en salir, cuando me di cuenta ya estábamos en la puerta”.

Los bomberos no tardaron en llegar y, aunque hicieron un buen trabajo, no fue suficiente para poder preservar algo de las pertenencias de la familia. “Ellos actuaron rápido, pero lo que pasa es que mi casa es muy chiquita y como que se consumió todo muy rápido. Ellos llegaron e hicieron bien su trabajo, pero ya no había mucho para salvar”, explicó Patricia.

Hoy “Laly”, agradece que ni a ella ni a sus hijos les pasó nada: “Lo importante es que pude sacar a mis dos hijos y pudimos salir los tres. Y bueno, lo material con el tiempo se recupera. Por más que tarde mucho, voy a volver a construir mi casa. En cambio, si a ellos les hubiera pasado algo yo no tendría  más vida, no sé qué hubiera hecho”.

Cabe resaltar la ayuda que recibió a partir de lo que pasó. Vecinos, organizaciones no gubernamentales y la Municipalidad de Córdoba se acercaron a brindarles su apoyo. Les donaron desde azulejos y puertas para reconstruir su casa, hasta ropa y alimento para poder seguir adelante junto con sus niños. Patricia nos contó: “La gente nos ayudó mucho, yo no pensé que tantos se iban a acercar a ayudarme, pero sucedió y me sorprendió. Lo único en que pensaba era en cómo iba a hacer para seguir y comenzar de nuevo”. Además, agregó: “pensé que iba a estar una eternidad tratando, pero mucha gente nos ayudó. Nos trajeron una cama, colchones, me donaron una heladera, puertas, de todo. Cosas para la cocina: vasos, cubiertos, toallas, de todo un poco. Eso me hizo sentir bien, porque con cada cosa que nos podían ayudar, se acercaban y ofrecían.”

Después de semanas del incendio, gracias a la ayuda que recibió, Patricia está reconstruyendo su casa. Junto con su papá, están trabajando para que pueda volver lo antes posible con sus hijos y poder dejar atrás lo ocurrido.

        

 

El periodismo también puede servir para hacer visible y difundir este tipo de historias, que a pesar de la fatalidad del hecho, demuestra la solidaridad de los argentinos.

Les brindamos nuestro apoyo a Patricia y a sus niños, e invitamos a todos los que puedan seguir ayudando.

Para donaciones, se pueden comunicar al número: 0351-153965509.

 

 

 

 

Fotografía: Florencia Gutiérrez.

Be the first to comment

Leave a Reply