El gobierno desplazó a gendarmería y vuelve a impulsar una sesión en diputados

El presidente Mauricio Macri resolvió que sean efectivos de la policía porteña quienes custodien las inmediaciones del Congreso y no Gendarmería, tal como ocurrió el jueves, en medio de disturbios y represión. La Cámara Alta debatirá sobre la reforma previsional este lunes a partir de las 14.


Tras los serios incidentes del día jueves ocurridos en las inmediaciones del Congreso de la Nación, el gobierno argentino desplazó a Gendarmería de la custodia del lugar y determinó que sean efectivos de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quienes estén a cargo de resguardar la seguridad.

Confirmado esto, los diputados nacionales tratarán la reforma previsional enviada a la Cámara Alta por Mauricio Macri este lunes desde las 14. Este será un nuevo intento de tratar la reforma tras el levantamiento de la sesión del día jueves por expreso pedido de Elisa Carrió, quien argumentó que era imposible debatir con semejante caos afuera, operativo que dejó un saldo de 12 heridos y 41 detenidos.

Si bien no se brindaron demasiados detalles sobre cómo será el operativo que montará la policía porteña en el lugar, el mismo será diagramado durante este fin de semana y probablemente se sumen efectivos de la Bonaerense, tal como ocurrió hace dos días. Los funcionarios encargados de comandar el operativo de fuerza serán el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Justicia y Seguridad Martín Ocampo y el secretario de Seguridad Marcelo D’Alessandro.

En libertad durante las próximas horas. Los manifestantes que aún permanecen detenidos recuperarán su libertad antes del lunes.

La policía porteña ya había participado del operativo del día jueves, pero únicamente en lugares sin conflictos y solo por tener jurisdicción en el distrito porteño. Ahora, pasará a tener mayor protagonismo con un importante número de efectivos.

Con esta decisión, la ministra Patricia Bullrich pasa a un segundo plano, en medio de las críticas por el accionar violento de Gendarmería, que reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaron romper el vallado perimetral próximo al Congreso.

En las últimas horas, desde la Casa Rosada confirmaron que se compensará a los jubilados con un bono de entre $700 y $750, a pagar en marzo del próximo año. La reforma previsional prevé un fuerte ajuste para jubilados, pensionados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y ex combatientes de Malvinas, afectando a casi 17 millones de argentinos. El bono alcanzará a más del 70% de los jubilados y al 100% de los que perciben AUH.

AUTOR: Lautaro Gilaberte.

 

Be the first to comment

Leave a Reply