En diciembre el 63% de los niños estarán por debajo de la línea de pobreza

Photo: Pixabay

UNICEF Argentina presentó ayer una nueva estimación de la pobreza infantil en el país y adelantó los resultados de la segunda encuesta nacional de impacto del COVID-19 en familias con niñas, niños y adolescentes. Las nuevas estimaciones del organismo alertan que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad de chicas y chicos pobres pasaría de 7 a 8,3 millones.


Las nuevas proyecciones alertan que, en diciembre de este año, el porcentaje de niños y niñas pobres alcanzaría el 62,9%. UNICEF basa sus cálculos en datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y pronósticos del Producto Bruto Interno (PIB), provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI). El 24 de junio el FMI presentó las nuevas proyecciones por países y, en consecuencia, la actualización muestra un incremento de casi 5 puntos respecto a los niveles de pobreza infantil estimados en mayo de 2020 (58,6%) al 62,9% actual.

La Representante de UNICEF Argentina, Luisa Brumana, destacó que -en este contexto- el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) alcanza al 47% de los hogares, frente al 22% que lo recibía en abril. “Son 13 millones de personas que habitan en 2,8 millones de hogares donde al menos un miembro recibe el IFE”, dijo Brumana y señaló que la continuidad de los programas de protección social “es clave para evitar que más hogares caigan en la pobreza extrema”. “Deben redoblarse los esfuerzos para que ninguna familia en condiciones de vulnerabilidad se quede por fuera de estos beneficios”, agregó.

Una de las variables en las que impacta con más fuerza la disminución de los ingresos en los sectores vulnerables, es en el consumo de alimentos. Los programas alimentarios como la tarjeta ALIMENTAR entre otros alcanzan al 36% de los hogares (frente al 19% en abril); el porcentaje de hogares encuestados que dejó de comprar algún alimento por no tener dinero disminuyó levemente del 28 al 26%. No obstante, la concurrencia a comedores populares aumentó (pasó del 8% al 10%) y mejoró notablemente el acceso: en abril el 8% de las personas que concurrieron a un comedor reportaron problemas para acceder o retirar viandas; en julio este porcentaje se redujo al 1%.

(fuente: Unicef Argentina)

Recordemos que

La UCA decidió no medir los índices de pobreza en la argentina lo que dure la cuarentena. Agustín Salvia (Director de Investigación- Especialista en Reproducción Social, Trabajo y Desigualdad) se alineó al pensamiento oficialista de no estigmatizar a las personas.

Salvia se había visto envuelto en una polémica el año pasado, al afirmar que el gobierno de Mauricio Macri dejaría un 40% de pobres. A los pocos días, cambió ese anticipo y confirmó que habían revisado a la baja sus proyecciones sobre el nivel de pobreza que informó el Indec para el tercer trimestre de 2019: en lugar del 39,2% que habían estimado a principios de diciembre, finalmente daría un nivel de entre el 33 y el 34,3%.

Be the first to comment

Leave a Reply