Francisco Zanichelli, el único cordobés que estará en Davos: “Los jóvenes están buscando su nuevo espacio en la política”

Abogado, director de Ambiente de la Agencia Córdoba Joven y nieto del ex gobernador Arturo Zanichelli, Francisco Zanichelli será el único cordobés que participará del Foro Económico Mundial de Davos, que se realizará del 23 y 26 de enero de este año. 


Del Foro Económico Mundial que tendrá sede en Davos, Suiza, participarán jefes de Estado de todo el mundo, como Mauricio Macri (Argentina), Emmanuel Macron (Francia), Donald Trump (Estados Unidos), la reina consorte Máxima de los Países Bajos, entre otros, y durante los cuatro días que dure el evento, se debatirá una agenda de coparticipación internacional que incluirá a las principales naciones.

Zanichelli fue elegido junto a otros 50 jóvenes del Global Shapers, que integra el Foro y congrega a 6.845 miembros en 155 países, para viajar al país europeo y disertar sobre la participación junto al politólogo alemán Jan Werner Muller.

Previo al gran día, desde Davos, el funcionario de 28 años conversó con Córdoba Express y repasó su infancia, sus inicios en política y cómo fue elegido para viajar a Suiza.

-¿Cómo fue el proceso de selección de estos 50 jóvenes que viajaron a Suiza y qué sentiste cuando te enteraste que eras uno de los privilegiados?

-La verdad, fue inesperado. Había muchos cordobeses en la puja y no me lo esperaba. Me puse muy contento y al mismo tiempo, sentí asumir esa responsabilidad de representar a la juventud cordobesa en Davos, pero siempre con los pies sobre la tierra. Desde que llegué acá estoy viviendo una experiencia completamente surreal.

-¿Con qué expectativas viajaste a Suiza y qué crees que te puede dejar en lo personal esta experiencia?

-La primera expectativa es aprender, conocer qué es lo que está pasando en otros países del mundo y saber que ahora el mundo está creciendo mucho con respecto a políticas públicas. Me llena de orgullo ser la voz de la juventud cordobesa y de Global Shapers en este Foro Económico Mundial.

-Hay quienes demonizan a Davos y otros que defienden su propósito a toda costa. Al margen de haber sido elegido para participar este año, ¿cuál era tu pensamiento respecto a este evento?

-Yo antes lo veía como un actor más de las relaciones internacionales y de políticas económicas, casi no tenía una opinión formada. Pero desde que se le brindó la posibilidad de participar a organizaciones como Global Shappers y Global Liders, lo veo como algo extraordinario. Esto es algo imparcial, objetivo y se presta para el diálogo año tras año.

¿Cuál es la temática de tu panel en el Foro?

-Va a girar en torno a dinámicas colaborativas de trabajo y voy a estar acompañado de Jan Werner Muller, que es profesor de la Universidad de Princeton. Esto surge porque es necesario que los jóvenes tengan una mesa de discusión y la idea es contar qué hago yo a diario en la Agencia Córdoba Joven (Agencia de la Provincia de Córdoba) y Global Shapers.

-Alguna que otra vez comentaste que en tu casa siempre se respiró política, ¿como repartís tus horas entre la abogacía, la Agencia y la presencia en Davos?

-Disfruto mucho lo que hago. Durante la semana me reúno con organizaciones en mi oficina ejecutando planes de acción, escuchando a jóvenes y ONG’s que llegan con propuestas y demás. Después está Global Shapers que es algo enorme y te otorga esa responsabilidad de estar en áreas y proyectos. Y con respecto a la abogacía, estoy tramitando mi inscripción a la Facultad como profesor de Derecho Constitucional. Todo es una instancia de aprendizaje constante.

Dueño de uno de los apellidos más ilustres del radicalismo cordobés, Francisco contó cómo convivió con esta herencia y que su madre haya estado casada con José Manuel de la Sota, tres veces gobernador de Córdoba por el Partido Justicialista.

-Tu abuelo Arturo Zanichelli fue gobernador de la provincia entre 1958 y 1960 y tu mamá estuvo casada durante varios años con el también mandatario José Manuel de la Sota. En otras palabras, conviviste entre el radicalismo y el peronismo. ¿Sentiste libertad a la hora de definir tu ideología?

-Mi abuelo era de la UCRI, el radicalismo más de izquierda en ese momento. Me convertí al justicialismo pero siempre fue una decisión muy consciente, casi no hubo carga emocional a la hora de elegir. Nunca lo tomé como un conflicto convivir con radicales y peronistas. Es más, creo que eso me abrió bastante y me permitió rescatar lo bueno y malo de cada agrupación. A De la Sota -padre de sus hermanas Candelaria y Natalia- siempre lo respeté muchísimo.

-Los adultos muchas veces creen que “la juventud está perdida”, sin embargo se ve que hay muchos jóvenes que participan activamente de proyectos sociales. ¿Qué hay que hacer para que se deje de creer esto?

-Hay discursos de ese calibre y siempre los hubo. Creo que la brecha generacional marca esta diferencia, porque casi siempre los jóvenes son los innovadores y los adultos quedan al margen. Por eso el adulto siente una extrañez. Pero sí creo que las formas tradicionales de participación cambiaron con el correr de los años. Si son los adultos los que todavía toman decisiones, hay que acercarse al resto y poner por delante los anhelos y sueños de la juventud.

-¿Crees que en la actualidad hay algún partido político que identifique a los jóvenes?

-Todos los partidos tienen algo que ofrecerle a la juventud, las mismas políticas partidarias se encargan de formarlos activamente. Pero así también creo que los partidos tienen que aggionarse a un montón de cuestiones culturales nuevas. Hoy los jóvenes buscan meterse en política desde otra perspectiva.

-¿Qué se viene para este 2018 desde la Agencia Córdoba Joven?

-Hace dos años, desde el área “Ambiente” y dos entidades, como OAJNU (Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas) y la Universidad Católica de Córdoba asumimos la responsabilidad de brindarle la posibilidad a jóvenes de toda la provincia a participar del modelo Conferencia de las Partes, que ya tuvo dos ediciones. De este proyecto se desprenden muchos otros comunitarios que sirven y mucho. Espero volver de Suiza con muchísimas más ideas.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply