Horas claves para el tratamiento del aborto en Argentina. ¿A quién beneficia la ley?

Faltan pocas horas para saber cómo van a votar los senadores, respecto al aborto en Argentina. Habría un virtual empate y si eso no se modifica la Presidente de la Cámara, Cristina Kirchner, desempataría. Córdoba Express accedió a una entrevista con Horacio Giusto, quien nos expone las razones pro vida para oponerse a la legalización del aborto en Argentina. 


Horacio Giusto es ensayista, conferencista, miembro fundador de Fundación Libre y creador del programa de radio La Resistencia. También es un férreo defensor de la familia y los valores Cristianos. 

Este tema “en esencia vuelve  resquebrajar la Argentina en una grieta constante, en un contexto sociocultural de una pandemia que ya encuentra bastante vapuleada a la sociedad argentina.” Dice Giusto. 

¿Crees que el gobierno se está aprovechando efectivamente de la situación, y del miedo de la gente para tratar temas tan controversiales como lo es el Aborto?

La primera respuesta en forma intuitiva sería sí. En esencia se van a aprovechar de ciertos espacios en aislamiento, aunque se ha visto en recientes movilizaciones que la gente empieza a tomar con escepticismo lo que es la cuarentena y es dado que justamente estamos en un año particular por dos cuestiones, en primer lugar porque no es un año electoral, recordemos que el año pasado, siendo año electoral, hubo un acuerdo político entre todas las fuerzas para no tratar el tema y que el proyecto rechazado en 2018 se volviese a presentar en 2020. Pero hay un segundo factor influyente en la política argentina y más particularmente, en lo que algunos que adscribimos a ciertas teorías o al menos a ciertas lecturas, denominamos control de natalidad, que dicho sea de paso no es una visión conspirativa como algunos lo quieren poner, sino que es simplemente entender cómo funcionan  los proyectos de la geopolítica a nivel internacional.

Cada vez que Argentina necesita recurrir al FMI surge nuevamente un planteamiento de cómo controlar justamente, los índices de natalidad en cierto espacio o en cierta población. Y esto se viene gestando de forma pública, documentada, de forma expresa tanto en la conferencia de Bucarest, la Conferencia del Cairo, como también la Conferencia de México sobre control demográfico. Es decir, actos públicos de la ONU que luego tiene impacto en ciertos sectores privados. Uno de los principales interesados de que este proyecto se presente y se trate en este contexto donde las manifestaciones son de manera reducida, es justamente la International Planned Parenthood, que fue creada cuando existía la American Planned Parenthood, que fue la primera liga de control demográfico de los Estados Unidos a instancias de Margareth Sanger. Que por intervención de la ONU en 1952 es que se crea la IPP asociándose a organizaciones de la India, justamente con la intención de controlar el sistema demográfico.

Relación del sector privado y el Estado.

En un contexto tal como el que se está dando actualmente, donde el sistema sanitario previo al confinamiento que algunos llaman cuarentena ya se encontraba colapsado. Un sistema de salud que no podía contener las muertes de mujeres por las principales causas como el cáncer de mamas, justamente plantea ahora el aborto como un derecho, un derecho humano para algunos, que debe ser satisfecho por el Estado. Pero no está en condiciones materiales de realizarlo. ¿Quién sería entonces el prestatario? Acá hay que remontarse a los convenios firmados en 2018 por el Ministro Finocchiaro y Rubinstein, donde Casa Fusa y Fundación Huésped que son las principales organizaciones promotoras de la IPPF, que tienen el financiamiento mas alto en la región. Esto consta en los registros públicos de dicha empresa privada en los Estados Unidos, serían los que finalmente terminen abasteciendo dichos servicios que luego, el costo, es trasladado a las obras sociales y/o tercerizado al estado.  Éste no es un proyecto inocente, este es un proyecto corporativista, un proyecto donde cierto capital privado utiliza la maquinaria del estado para poder implementar una determinada forma de entender el mundo, esta es una lectura personal, pero en esencia termina siendo la empresa (IPP) quien intenta utilizar los mecanismos coercitivos de la política para llevar adelante un negociado, como ya de hecho lo viene realizando en la Ciudad de Buenos Aires con Casa Fusa y que incluso ha tenido como herramienta la hegemonía de la opinión pública a través de Fundación Huésped, Católicas por el derecho de decidir, la Organización Pro Familia en Colombia o incluso la gesta en las movilizaciones del Ni Una Menos, que ahí también se comprobado financiamiento por parte de dicha empresa. Que finalmente es un increíble aparato publicitario, ni siquiera propagandístico.

Hablaste de un acto disfrazado de derechos humanos. Tal vez el derecho humano más traumático por el que una mujer podría pasar. ¿Por qué se romantiza el Aborto?

Voy a ser claro en este sentido, la práctica del aborto es una práctica milenaria, no vamos a desconocer que al igual que los homicidios, los abusos, los actos delincuenciales, el robo, las usurpaciones son atentados que se vienen cometiendo históricamente. Muchas veces escucho a las personas decir que la humanidad ha evolucionado, yo digo ¡No, en realidad lo que evolucionó fue la técnica! Evoluciona la técnica, pero la esencia humana se ha mantenido a través de los milenos, y las mismas prácticas se vienen suscitando una y otra vez aunque a veces cambien algunas metodologías.

Lo que se ha romantizado, más que la idea del aborto, creo yo y esto es un ensayo; la idea de la liberación absoluta, uno cuando observa la cultura trans, uno va a observar que siempre está esta idea de la empresa trans nacional que rompe fronteras con la patria, tenemos la cultura trans genero que rompe fronteras con la naturaleza, la cultura trans humanista que rompe los limites justamente del propio género humano en su identidad natural, tenemos la cultura trans especie que rompe los límites con la personalidad y la humanidad propia del genero del hombre. Entonces lo que hay en el fondo es esta idea de liberación absoluta, que yo la encuentro plasmada, en términos más contemporáneos, en la revolución sexual de 1960 y 1970. Donde justamente ya se veía un sistema que apuntaba a nuevos usuarios, nuevos contribuyentes. Porque en esencia lo que necesitaba el estado de bienestar, en el fondo lo que subyace es el estado de bienestar; esta idea del estado de bienestar. Para sostener este relato, “Donde hay una necesidad, surge un derecho”, lejos de aplicar la teoría de Popper que era aniquilar la hipótesis antes que las personas, aniquilan las personas antes que la hipótesis. Necesitaban incorporar al mercado, nuevas unidades de consumo, nuevas unidades de producción que estaban que estaban arraigadas en un hogar, que estaban arraigadas en un matrimonio, arraigadas en la crianza de hijos. Entonces lo que se hizo fue sacarlas, desarraigarlas por completo de la visión de la vida reproductiva y sexual, generando justamente una nueva ola de usuarios, de contribuyentes que ayudaran a mantener el Estado funcionando y de esa manera decir, eliminamos a los hombres antes que a la pobreza.

Hoy en nombre de las mujeres pobres, lo que se está haciendo es justamente evitar que uno de los mayores elementos de dispersión de dinero del Estado, que se va justamente en asistencia de estos sectores, crezca menos. Y de esta manera se mantiene un negocio redondo para una determinada empresa que se ve beneficiada y fue gestada, tal como se suscribe en el documento de 1932, con el único fin de evitar la propagación de ciertas etnias. Y esto está documentado públicamente.

Se conjugan las ideas y es por eso que el estado y el cooperativismo están íntimamente vinculados. Porque no es una discusión eminentemente académica en torno a los derechos de la mujer, o una discusión entre liberales, conservadores y nacionalistas. Sino que es una discusión que se ve en torno de geopolítica en la cual una empresa privada ha visto que podía fortalecerse, que podía crecer económicamente si lograba establecer los vínculos necesarios con un estado de Bienestar, que a su vez, necesitaba controlar demográficamente para mantener el relato. Un relato que fue mutando con el paso de la postmodernidad.

Entonces, ¿Por qué se romantiza la idea del aborto?, porque está romantizada la idea de la liberación absoluta, la idea de que nadie dependa de nadie, la idea del non serviam que abasteció a cada revolución en el mundo, es la idea de decir, mi cuerpo mi decisión, mi propiedad, yo me valgo a sí mismo, yo no necesito de más nadie que venga a intervenir, yo soy la propia, yo soy la propia sociedad, yo soy el propio Dios, yo soy el Homo Deus como lo pintaría Yuval Harari que es la idea de poder gestarse como fin último y sin considerar lo que son los nexos intergeneracionales como diría Edmund Burke.

En la serie de Discovery Channer Secretos del Universo con Morgan Freeman, hay un capítulo titulado “¿Hay más de dos sexos?”, allí entre otros temas se plantea la posibilidad de la manipulación y modificación genética en seres humanos. Vos hablaste de la International Planned Parenthood Federations (IPPF) y hace unos años varias personas fueron expuestas vendiendo tejidos y órganos de fetos abortados. Más allá del negocio ¿hay un aspecto social detrás de todo esto o lo social ha sido manipulado para llevar adelante uno de los negocios más oscuros de la historia de la humanidad?

Es un problema que se viene arrastrando del modernismo (1880-1917). Hay ciertas lecturas como las de Sigmund Bauman donde se habla de una modernidad líquida, y lo líquido no es más que la misma esencia en otro estado, pero la esencia es la misma. Aquí el problema ha sido siempre esta idea del progreso indefinido, uno cuando habla de progresismo, el progresismo no es un fenómeno exclusivo de la izquierda o al menos no es un fenómeno exclusivo del marxismo, porque el progresismo viene a ser la idea de este progreso indefinido sin límite alguno donde la libertad y el escalafón que se establece en términos materiales termina siendo el único parámetro posible. Por lo tanto, en una sociedad que ya era moderna incluso anterior a la etapa actual del post modernismo, en la cual las personas ya median su progreso, medía su bienestar, medía sus bienes morales, medía sus virtudes entorno a cuanto había ascendido en términos económicos, en términos de la materia ya sea por oferta y demanda o por la lucha de clases. Finalmente lo que sucede es que la moral en términos universales ya cae en una suerte de utilitarismo, estaría supeditada a ver cuánta satisfacción generaba en la sociedad una determinada práctica. Y si de repente, aumentado el placer y la satisfacción material el control demográfico seria completamente valido.

Juan José Gómez Centurión y Horacio Giusto.

En una cultura que estaba deseosa de controlar los índices de natalidad de determinadas etnias claramente que una empresa iba a ver detrás de esto un negocio. Y sobre el tema del sistema de clonación hay todo un debate ético respecto. En términos de lo que es la Eutanasia, uno puede notar que los principales precursores por la legalización de la eutanasia no fueron espacios de derecha que querían hacer valer la autonomía del individuo en un sistema ,digamos kantiano, fueron las prestatarias que vieron que estaba colapsando su sistema previsional porque la gente vivía más años de lo especulado, y a su vez el Estado de Bienestar le daba la posibilidad de jubilarse con un sistema de pensiones mucho antes del periodo acordado en base al retiro, y esto obligó nuevamente a nuevas fórmulas que permitiesen reducir el número de gente que le generaba una graduación importante a las prestatarias de salud. Todo esto está documentado por lo sucedido en Italia y Holanda. La fecundación in vitro permite mantener a la mujer de manera activa hasta los 42 o 43 años mientras que en otro tiempo, sin la fecundación in vitro la mujer  a los 32 o 35 años ya tenía que irse retirando del mercado laboral para ingresar al mercado del hogar, por decirlo con un nombre genérico en ese sentido. La fecundación in vitro es uno de los mercados que más dinero generan. A tal punto que la propia Margaret Sanger la veía con buenos ojos porque sostenía que solo los ricos debían reproducirse por el costo que implicaba esto.

En este pensamiento Eugenésico lo que hay es esta idea del paraíso terrenal en una sociedad que mide justamente las bondades y las virtudes, en torno a cuanto se puede cuantificar el progreso material.

Be the first to comment

Leave a Reply