Luciana Echevarria: “tenemos que defender lo obvio”

Luciana Echevarria se atrevió a contestar las preguntas de Córdoba Express. La comunicadora, profesora y candidata a diputada cargó fuertemente contra los gobiernos provincial y nacional. Además, ratificó sus intenciones de hacer una interna dentro de la Izquierda en Córdoba, a los que acusó de tener los vicios de aquellos a los que critican.


Si te perdiste el vivo en nuestra red social Instagram, te invitamos a que leas la entrevista completa o a que veas el video en nuestro canal de YouTube.

Candidata del partido te han elegido ya hace mucho tiempo.

Bueno yo fui candidata a diputada en 2015, que estuvimos muy cerquita de entrar por tan solo quinientos votos y fui también candidata a intendente.  Después, a los compañeros, como a toda estructura pequeña que hace todo a pulmón y con pocos recursos, les cuesta mucho instalar a una persona. Entonces, cuando hicimos esa campaña que fue muy buena, que quedamos tan cerca. los compañeros y las compañeras consideraron que era importante que yo siga yendo al frente, que fuera la cara visible del proyecto. Pero, por supuesto que es un proyecto colectivo donde hemos logrado, además de una lista muy representativa, un orgullo.

En este caso hemos conformado un frente con el “Nuevo MAS” (Movimiento al Socialismo). Yo soy de la MST (Nueva Izquierda), pero tenemos este frente con el “Nuevo MAS” que se llama “Izquierda al Frente por el Socialismo”. Entonces, me acompaña Eduardo Mulhall y Julia Di Santi, que son de ese partido. Raúl Gómez, Maru Acosta, referente indiscutida en contra de la violencia de género, tenemos también al secretario de la UTS, gremio de la salud. Varios delegados del Conicet, del Polo de la Mujer, de la empresa Minetti. Es todo una lista de diferentes sectores y de la juventud. También compañeros del interior, lo cual es muy importante porque no es solo una cuestión de capital, sino de representar a toda la provincia; entonces hay candidatos de San Francisco, Villa María, Alta Gracia.

Son la alternativa de la Izquierda, que corresponde a un movimiento nacional ¿En qué se diferencian del FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) o de cualquier otro partido de izquierda en Córdoba?

Yo creo que, básicamente, la diferencia que tenemos es en cómo creemos que hay que trabajar ahora y cuál es el tipo de construcción que hay que hacer. Seguramente, nuestros programas políticos van a tener muchas coincidencias y nos encontramos en muchos conflictos, en reclamos populares, nosotros los reconocemos como compañeros luchadores. Pero vemos que el proyecto que ellos han iniciado (hablando del FIT) ya hace ocho años es un proyecto muy cerrado, sectario, dogmático. Fíjate que les cuesta llegar a acuerdos entre ellos mismos; hasta minutos antes del cierre de lista parecía que se rompía. Con nosotros no quieren hacer nada, se han negado. Nosotros le hemos hecho llamados de unidad pública e, incluso, les propusimos utilizar las PASO como para hacer una gran interna de la izquierda, nos parecía que podría ser algo que podía motivar y servir para hacer un gran polo. Y siempre se han negado con distintos argumentos y yo creo que, en definitiva, terminan no estando a la altura de las circunstancias, porque hay una oportunidad muy importante en el país, hay mucha gente que viene rompiendo con el Radicalismo, con el Peronismo, con el Kircnherismo, donde hay un campo de progresismo importante, que honestamente creían que era lo “menos peor” y ahora se dan cuenta y están decepcionados por el rol que cumplieron en estos dos años como oposición también. El desafío es también agrupar a todos ellos. Esa es la diferencia, nosotros vemos y estamos dispuestos a trabajar con el que piensa diferente sabiendo que nunca vamos a resignar la coherencia política, la personalidad política, pero estamos en un país donde hay gente que viene de otras trayectorias partidarias y si tenemos vocación, verdadera vocación de poder, y no nos contentamos con una banca tenemos que sentarnos a debatir estas cosas y cómo podemos hacer una gran herramienta camino al 2019, que es cuando se va a elegir gobierno. El FIT, hasta el momento, se viene negando. Por eso yo creo también, que vienen retrocediendo, porque arrancó como una alternativa que generó expectativas. Han obtenido bancas, pero vos fíjate que si los resultados de las PASO se repiten a nivel nacional, el FIT no renueva ninguna de sus bancas, ni en Provincia de Buenos Aires, ni en Salta, ni en Mendoza y, acá en Córdoba que estuvieron muy cerca de tener una banca en el  2013, ahora se han alejado muchísimo. Y hemos aparecido nosotros como un actor, venimos creciendo con esta dinámica ascendente y yo creo que tiene que ver con los planteos que venimos haciendo.

Básicamente, planteás que la unidad hace la fuerza.

Sí, por supuesto. Porque creo que hay condiciones. Diferencias vamos a tener siempre y está mal esperar que coincidamos en todo, porque también hace a la riqueza del espacio. Tenemos condiciones para avanzar juntos si acordamos en muchísimas cosas. A mí, a cada lugar que voy, me preguntan por el tema de la izquierda y a ellos se les complica cada vez más poder explicarlo.

Creo que la izquierda tiene que abandonar los vicios de aquellos a los que critica, porque si al final nos vamos a ordenar para ver que cada uno cuide su banca, su cargo, su quintita y si eso es lo que prioriza en vez de hacer algo más grande, no vamos a llegar muy lejos.

Hablabas de un electorado que está decepcionado de la gestión de Macri y de Cambiemos en general ¿Qué propuesta le harías vos a esa señora que se encuentra adoctrinada por los grandes medios? ¿Qué propuesta le harías a esa gente que piensa muy distinto a lo que ustedes plantean en sus políticas diarias?

En nuestra campaña, por ejemplo, hemos planteado esto de “No son utopías, son derechos”, y un poco lo que busca es volver a la esencia de las cosas, porque muchas veces se dice de la izquierda que las propuestas son utópicas, que son imposibles. Y eso tiene que ver con que durante años nos ha gobernado el bipartidismo y ha naturalizado la desigualdad y la injusticia. Entonces, si vos pedís un trabajo digno con un salario que te permita vivir, te dicen: “No. Estás loco ¿Cómo vas a pedir un salario de 25 mil pesos?”

Nosotros vemos que estamos en tiempos donde tenemos que defender lo obvio, cosas básicas. Y, en realidad, las cosas que nosotros planteamos son derechos básicos. Entonces, lo primero que diría y que decimos es este mensaje:

“No naturalicemos que no podemos acceder al 82% móvil, hoy tenemos al 70% de los jubilados bajo la línea de pobreza. No naturalicemos que en una de las provincias más ricas del país tengamos más de un 40% de pobreza; que hoy más de la mitad de la juventud sea pobre. No naturalicemos que haya una educación para ricos y otra para pobres y que termina siendo un factor más de diferenciación y discriminación social. Tenemos que volver a cuestionar estas cosas que implican que quienes gobiernan lo hacen para defender los intereses de unos pocos, y eso se demuestra en todo.”

“Nosotros vemos que estamos en tiempos donde tenemos que defender lo obvio.”

El oficialismo y otros sectores no solamente han permitido en estos 18 años de gobierno en Córdoba que se desmontara más de un millón de hectáreas de bosque nativo (que es el equivalente a 325 Estadios Kempes por día, durante todos estos años), sino que ahora quieren seguir profundizando con esta ley que impulsan en la legislatura para reducir aún más las zonas protegidas. Y eso solo se explica para beneficiar a un grupo de productores. Así como pasa con el medio ambiente pasa con el tema de la violencia de género.

“El oficialismo y otros sectores (…) han permitido en estos 18 años de gobierno en Córdoba que se desmontara más de un millón de hectáreas de bosque nativo”

Todos estamos de acuerdo en que no se deben matar a las mujeres, pero Alejandra Vigo, que se harta de hacer campaña por las mujeres y demás, es parte del proyecto oficialista que se ha negado sistemáticamente a declarar la emergencia en Violencia de Género en la provincia, a construir refugios. Y según la ONU, según la población que tenemos en Córdoba debería haber 330 refugios. Tenemos uno. Hay mucha hipocresía cuando hay políticos que se sacan la foto con el “Ni Una Menos”, con el cartelito. Causas que supuestamente están por encima de cualquier bandera política, sin embargo las defendemos algunos nomas, no todos.

Foto: Legislatura de la Provincia de Córdoba Sitio Oficial

Cuando hablamos del “Ni Una Menos”, sabemos que es un movimiento político y una causa que todos perseguimos. Pero, en julio se realizó la marcha por  Laura Moyano, mujer trans asesinada y plantearon fuertemente que faltó el “Ni Una Menos” ¿Qué opinión te merece al respecto?

No recuerdo en ese momento cual fue el debate dentro del colectivo de “Ni Una Menos”.

El “Ni Una Menos” surgió justamente organizando, un 3 de junio, después de casos muy emblemáticos como el de Paola Acosta. Pero es un grupo muy heterogéneo, donde participan distintas organizaciones políticas y sociales, donde hay periodistas que de forma independiente forman parte del colectivo. Y bueno, no tenemos la misma mirado sobre algunas cosas. Entonces, a pesar de que el colectivo “Ni Una Menos” es un espacio amplio donde participamos todas, es como que se quedan con ese nombre aquellas que pertenecen a otra organización. Nosotras estamos en el “Ni Una Menos”, pero somos parte de Juntos a la Izquierda y del MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores) y a la mayoría de las cosas, las hacemos desde nuestra estructura. Estas periodistas y personas que, independientemente, formaron parte de ese colectivo son las que se quedan con el nombre, entonces puede ser que ellas conscientemente hayan decidido no participar. A lo mejor hay una mirada sectaria y dogmática de las cuestiones de género, lo cual sería grave.

La tienen complicada, pero si mañana a Luciana Echevarria le toca vestirse con el traje de diputada ¿Qué sería lo primero que harías?

En relación con proyectos, creo que la violencia de genero. La ley de emergencia tiene que ser una de las primeras medidas. Porque justamente las estadísticas dicen que cada día que pasa perdemos una mujer. Nosotros lo presentamos cuando tuve la oportunidad de ser legisladora acá en Córdoba (…) y el oficialismo se negó a tratarlo, pero queremos replicarlo a nivel nacional.

En relación con la educación, uno de los proyectos es eliminar los subsidios a las escuelas privadas y redireccionar todo eso a la escuela pública, junto con otra medida que tiene que ver con las leyes educativas. Proponemos un congreso pedagógico nacional donde participe toda la comunidad, estudiantes y docentes, donde podamos discutir otro modelo educativo.

Foto: Instagram oficial

Be the first to comment

Leave a Reply