Marcha por Laura Moyano: Faltó el Ni una menos.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Se congregaron organizaciones travestis y transgéneros, organizaciones sociales y políticas. Pero faltó la fuerza y la multitud de “Ni una menos” para pedir justicia.


Alrededor de las 18hs del día de ayer, comenzó la marcha para pedir justicia en el caso de Laura Moyano, mujer trans asesinada hace dos años. Se inició con las palabras de una de las mujeres organizadoras: “Hace dos años que la familia de Laura no deja de doler”. No deja de doler porque hace casi un año que no hay ningún avance en la causa. La última noticia sobre el caso informó la detención de 4 personas, que luego fueron liberadas por falta de pruebas.

La marcha comenzó a desplazarse al grito de: “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las travestis en la cara de la gente”. Un grito cada vez más fuerte a medida que se avanzaba, porque se mata en la cara de la gente y nadie paga por el crimen. Las estadísticas sobre la resolución en los casos de travesticidios o transfemicidios no son alentadoras: Diana Sacayán, Vanesa Ledesma, Estrella Belén Sanchez, Marcela Chocobar, Cindy Arias, Vanesa Zabala, todas mujeres trans asesinadas en la Argentina y ningún preso. Pero sus nombres están para dar fuerza, para hacerlos presentes, para recordarnos el camino que nos falta a la igualdad.

“En un mundo de gusanos machistas, hay que tener coraje para ser mariposa feminista”

Suena “Soy” de Ulises, el tema preferido de Laura, y se sigue desplegando una larga lista de reclamos. Quizás ninguno es tan urgente como la implementación efectiva de la Ley de Identidad de Género, que garantice el acceso a la educación, a la salud integral, a la vivienda y al mercado laboral. El cupo trans no es un capricho, la discriminación es real y les impide acceder a un trabajo formal.

 

Las compañeras trans toman la palabra: “Estamos cansadas de que hablen por nosotras” reclamando un lugar participativo en los movimientos de lucha. Nadie mejor que ellas para hablar de la situación de una trans. El movimiento “Ni una menos” necesita reconocer que no está completo si faltan las trans, con sus reclamos particulares que necesitan expresar ellas mismas. Y si están al momento de gritar “Ni una Menos”, ¿Por qué no estuvo el “Ni una menos” ayer para pedir por Laura? Hubo un solo cartel que reconocía, “Sin travas, ni trans, no hay Ni una menos” porque las mata el mismo sistema patriarcal/heteronormativo contra el que lucha toda la gente que se congrega cada 3 de junio. Ojalá contaran con ese calor para que en algún momento llegue la justicia.

Be the first to comment

Leave a Reply