Payamédicos: esperanza y amor en los hospitales

Payamédicos es una organización sin fines de lucro. Fue fundada por José Pelluchi en el año 2002 y  tiene como objetivo acompañar a niños hospitalizados, a su familias y al personal de salud. Córdoba Express te acerca a las maravillosas experiencias que Sol, payamédica de la organización, nos cuenta en esta entrevista.


 

Sol es una joven estudiante de medicina que, en febrero del corriente año, empezó a intervenir en el hospital de niños como payamédica.

La futura médica nos informó que los requisitos necesarios para ser parte de la  ONG son realizar un curso en dónde se brinda una formación de paya-teatralidad y paya-medicina, ser mayores de 18 años y contar con mucho amor y ganas de ayudar. Su principal objetivo es intervenir en las emociones de un paciente hospitalizado de una manera positiva, acompañarlo y sacarle una sonrisa.

El personaje que construyó Sol se llama Allegra Risorio,  siempre tiene juegos nuevos y una gran  imaginación, se ríe mucho, es eufórica, le gusta bailar y cantar.  Cada vez que va a ver a los niños es una nueva aventura para ella y, a su vez, una nueva oportunidad para llevar amor y esperanza, aunque también para recibirlo, “es algo recíproco”, contó.

  

Durante la entrevista, fue inevitable transitar por diversas emociones. Por un lado, las risas tuvieron lugar por las graciosas anécdotas que le sucedieron en las diversas intervenciones en el hospital, pero también, con lágrimas de por medio, ya que muchas veces se enfrentan a situaciones en dónde los pacientes están luchando por sus vidas o pasando situaciones críticas. Frente a ésto la joven nos contó: “cuando nos ponemos las narices somos los doctores, la persona queda afuera. Hay que dejar de lado las emociones personales, porque si no te venís con una mochila pesada a tu casa”.

Por otro lado, Sol cuenta que son muy respetuosos a la hora de entrar al hospital,  respetan los silencios o el alboroto y siempre llevan sus trajes limpios y desinfectados. Los “paya” -tal como los llama la entrevistada- siempre son bien recibidos. La mayoría de los niños y sus padres los esperan ansiosos para jugar.  Sus colores, narices y alegría sin duda van transformando el ambiente hospitalario en un lugar de diversión, risas y esperanza.

Al preguntarle si le gustaría seguir siendo payamédica, contestó: “creo que soy payamédica para toda mi vida, yo amo Payamédicos, encontrás tu lugar mágico en el mundo, volvés a ser un niño”.

Be the first to comment

Leave a Reply