¿Por qué cobras tan poco? La explicación de un especialista a una de las preguntas mas comunes en los trabajadores.

Una de las preguntas más repetidas por el laburante argentino debe ser la que encabeza éste artículo. Las respuestas suelen ser variadas, pero sin duda la más desenfocada y malintencionada es la clásica idea de que nuestro empleador es un desalmado esclavizador de personas a las que les paga poco.


Por: Juan Manuel Vigna, Contador Público. MP: 10-16490-5

El adoctrinamiento marxista nos ha invitado a llevar adelante ésta lucha de clases con el ideal de que liberándonos del capitalismo seremos libres y podremos vivir bien con poco. La verdad es que al final del día esa libertad resulta ser relativa si seguimos sometidos a la casta política. Veamos en números como el estado nos perjudica económicamente tanto a nuestro empleador como a nosotros mismos.

Pensar y afirmar que empleado y empleador son enemigos es una de las más grandes falsedades. Argentina siempre fue reconocida por su productivismo y por su fuerza de trabajo.  Pero hace décadas que esa idea ha ido mutando intencionadamente por los sectores sindicales y los gobiernos, para enfrentar a dichos sectores. ¿Cuál es la finalidad de dicho plan?

Lo explicaremos en tres partes para que sea más fácil de comprender.

  • ¿Por qué siento que trabajo mucho y mi sueldo es insuficiente?

Supongamos que sos un empleado en blanco tenes un sueldo bruto de $100.000,00 mensuales, si lo llevamos a un año nos da un sueldo bruto de $1.300,000.00 incluido el aguinaldo. Luego a ese sueldo bruto se le realizan los descuentos obligatorios por ley y por sindicatos que son los siguientes:

11% de aportes jubilatorios, 3% Pami, 3% Obra Social, 5% de Aporte Sindical, y aparte la retención de Ganancias. Cuando en realidad éste último ítem no debería existir ya que el salario no es una ganancia.

 

 

Como vemos en el cuadro una vez descontados todos los aportes de bolsillo nos quedan $974.135,60. Hasta aquí el empleado tiene un sueldo bruto de $1.300.000,00 y tiene $974.135,60 de sueldo de bolsillo. De manera obligatoria y compulsiva se le descuenta (mediante la utilización de la figura del agente de retención por parte del empleador)  al empleado el 25,06% de su sueldo bruto.

Luego a todo esto hay que sumarle las contribuciones patronales, que son aquellas contribuciones que realiza el empleador establecidas en las leyes y convenios colectivos de trabajo. Lo que nos lleva al segundo ítem.

  • ¿Por qué mantener empleados en blanco es tan difícil? ¿Por qué los empleadores se arriesgan a tomar gente “en negro”, en vez de tener empleados en blanco?

La respuesta a ésta pregunta es un poco más compleja, pero muy común entre los empleadores y emprendedores que apuestan e invierten su dinero en Argentina. Los empresarios prefieren tener empleados en negro, y arriesgarse a ser multados a tener que enfrentar un juicio laboral que lo pueda llevar a la quiebra. Aunque ese sea tan solo uno de los motivos.

Si seguimos enfocados en la economía emprendedora, los empleadores ahorran muchísimo dinero y los empleados perciben el 100 por ciento del sueldo sin descuento alguno.  Es la razón por la que los empleados muchas veces prefieren trabajar en negro. Otra razón suele ser que la persona y su familia gocen de algún tipo de ayuda social, la cual es insuficiente para poder siquiera alimentarse correctamente.

Con todos los aportes patronales que realizan los empresarios el cuadro seria el siguiente:

 

 

Es decir que el costo total de tener un empleado en blanco para el empleador son de $1.690.000,00 anuales.  Pero el empleado en blanco cobra tan solo $974.135,60 en todo el año.

  • ¿Quién se lleva la diferencia? ¿Quién recauda y se lleva de manera coactiva y compulsiva el monto de $715.864,40?

 

Para poner en términos relativos:

-El empleador paga el costo total del empleado que sería de $100,00 (100,00%)

-El empleado cobra $57,64 (57,64%)

-El resto se lleva $42,36 (42,36%)

 

Entonces con estos números podemos responder las preguntas que nos planteamos.

Para terminar éste análisis, plantearemos de forma más sencilla y casera la manera en que el estado y los sindicatos nos han usado, convenciéndonos de que una lucha de clases es lo que necesitamos para que los empleadores esclavistas nos paguen lo que nos corresponde, cuando en realidad quienes no permiten que los empleados recibamos gran parte de nuestro salario son ellos. Si nos preguntáramos: ¿Por qué si trabajo 48 horas semanales y estoy en blanco no me alcanza el sueldo para vivir? ¿Por qué siento que mi empleador me paga tan poco?

Y la respuesta es que del costo total de mantener un empleado en blanco solo llega a tu bolsillo $57,64 de cada $100,00 que pone tu empleador.

Y de esos $57,64 que recibís en tu bolsillo, cuando te das vuelta a consumir bienes y servicios el 50% de estos mismos son impuestos de todos los colores tanto nacionales, provinciales y municipales. Ejemplo de estos son: boletas de servicios públicos (LUZ, AGUA, GAS, CLOACAS, ETC), bienes que compren (Combustibles, Alimentos, Autos, Materiales para hacer tu casa, etc).

Te quedan para disfrutar de lo producido de tu trabajo tan solo $28,82. Con estos $28,82 tienes que vivir tu vida dignamente. Arreglarte como puedas. Y como ya lo sabes no te alcanza para vivir este monto.

Be the first to comment

Leave a Reply