Velas, artistas invitados y acústicos

La noche del sábado no fue una más en Refugio Guernica, con la propuesta Desenchufados varios artistas locales y los músicos invitados, Matías Reynoso y Pablo Germade, hicieron vibrar al público.


A un ritmo lento pero seguro, con las mesas con bolsitas de pochoclos y velas, Refugio Guernica se fue llenando de espectadores, interesante propuesta de la productora Bestiario, la cual trata de ciclos de shows íntimos denominados Desenchufados. La puesta en escena contó con varios artistas e invitados especiales.

La primera banda en subir al escenario fue Santo Vicio. Arrancó con un par de sus populares temas de su único disco como “Desilusionada”, “Desilusionada II” y “Hasta que muera”, la cual fue tocada por primera vez en vivo.

Luego fue el turno de SHOR, Jorge Carballo a dúo con Gustavo González entonaron los éxitos que los catapultaron hacia la cima y los ubicaron como teloneros de grandes bandas como Salta La Banca. Con “Asesino de sueños” y “Cien madrugadas”, la banda logró animar al público, hasta se atrevió a cantar uno de los clásicos de los Ratones Paranoicos, “Sucia Estrella”, y se despidieron con su hit, “Pequeñas Lagunas”.

Para finalizar la velada íntima entre los músicos y la audiencia, tocaron en el escenario los chicos ex Rock ala Orden con Pablo Germade (voz), Matías Reynoso (Guitarra) y Matías Uriel (teclado), quienes fueron el plato fuerte del evento.

En su amplio repertorio de temas, relucieron los gran éxitos de Rock ala Orden con “Corre, Corre”, “El Argentino”, “Jueves Irlandés” y siguieron con covers de Andrés Calamaro, Los Fabulosos Cadillac, Callejeros (en el cual aprovecharon para manifestar el apoyo y exigir la liberación de los integrantes de  la banda) y Gustavo Cerati en la voz de Matías Reynoso, quien interpretó “Crimen” y también se animó a recitar “Borracho” de La Gran Piñata.

No faltó la colaboración de los otros músicos presentes como Rafael Consigli de Santo Vicio para hacer vibrar a todas la personas que asistieron con  “Reyes de la noche”. También compartió el escenario con el integrante de la banda Trebolares, Ignacio Bevacqua, para tocar “Un vestido y un amor” de Fito Páez, al igual que las canciones del “Flaco” Spinetta y, como en toda noche rockera, no pudieron faltar los clásicos de los Redondos.

Finalmente, se despidieron con su éxito “Dos extraños” y prometieron a sus fans regresar a Córdoba, su segunda casa.

Matias Reynoso habló con Córdoba Express al termino del evento:

Be the first to comment

Leave a Reply